Deforestación

Deforestación en el Amazonas

La deforestación, más que un fenómeno, representa uno de los principales problemas ambientales de gran popularidad en el planeta. El cual continúa creciendo desmesuradamente en muchos países, siendo las selvas de la Amazonía una de las primeras amenazadas.

Anuncios

La deforestación en el Amazonas causa una mayor preocupación por tratarse del territorio boscoso más extenso del mundo.

Deforestación en el Amazonas

Donde habitan millones de especies en plantas, árboles y animales que dependen diariamente de este ecosistema. El cual ofrece a los seres humanos muchos recursos tentativos para surgir a nivel económico, agrícola y poblacional.

Principales causantes de la deforestación en el Amazonas

Las actividades del hombre relacionadas con la agricultura y la intervención de las industrias para obtener los productos de la naturaleza.

Son los factores que más afectan el medio ambiente. Ya que requieren de espacio para implantar sus herramientas de extracción y desarrollo de estas tareas. Eliminando mucha vegetación para lograrlo.

Unos de los productos más demandados en la actualidad son el aceite de palma y el sembradío de soya. Los cuales se dan en la Amazonía Brasileña y Bolivia. Siendo la empresa multinacional Cargill los primeros interesados en su obtención. Estando a favor de la deforestación, para establecer grandes almacenes para su producción.

Esto ha conllevado a perder la mayor parte de la zona forestal del Amazonas. Para tener una idea, según las estadísticas, la Amazonía Brasileña ha perdido alrededor de más de 800 mil hectáreas los últimos años.

Anuncios

Problemas de sequía en la cuenca del Amazonas

En un futuro no muy lejano, la selva Amazónica no solo podría afrontar problemas de deforestación en sus territorios. Sino que además, estudios revelan que su principal  cuenca podría empezar a secarse. Esto, si no se comienzan a establecer campañas  de concientización real sobre la problemática.

Sabemos que la selva del Amazonas se encuentra rodeada de uno de los ríos más amplios del mundo.

Sin embargo, investigadores sostienen que las sequías de las precipitaciones están relacionadas con la deforestación si continua sucediendo. Ya que la falta de suficientes árboles y vegetación impide realizar el ciclo respectivo del agua, lo que mantiene parte del equilibrio ecológico.

Leyes contra la deforestación

Hace unos años Brasil, fue uno de los primeros países en pronunciarse con ciertas leyes que consolidarían la lucha contra la deforestación. Pero estas leyes fueron fuertemente cuestionadas por las organizaciones ambientales.

Quienes declaran que Brasil se contradice al pronunciarse con legislaciones que solo ajustan ciertas normas sobre los instrumentos usados por las industrias. Las cuales les permiten continuar con su producción y explotación de los recursos naturales. Cuidando solo ciertas zonas para la no deforestación, mientras que otras sí.

Además perdonan a quienes ya han deforestado gravemente y cuyos terrenos son imposibles de recuperar. Por otra parte, países como Colombia y Guatemala aun intentan reunir el interés de las personas mediante el llamado a la concientización del cuidado ambiental.

No obstante, Bolivia se mantiene negada a esta posibilidad. Alegando que la producción agrícola debe ser su principal preocupación y por ende, despejar nuevos territorios para aumentar su desarrollo.

Aunque parezca difícil la lucha contra la deforestación, debemos seguir apoyando las campañas que contradicen este fenómeno.

Empezando por el esparcimiento de la cultura sobre la reforestación y el cuidado sobre los espacios naturales. Con programas que sean instruidos desde casa, escuelas y universidades. Se puede preparar a las futuras generaciones para que reciban desde ya este legado natural.

Anuncios
COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía